Ser Autónomo en Alemania

Si quieres trabajar como autónomo en Alemania hay varias cosas a considerar. La primera pregunta es ¿Cómo quieres organizar tu empresa? De la respuesta dependen los pasos a seguir, los costes de la constitución de empresa, el dinero que tienes que invertir y tus responsabilidades como empresario.

Así que vamos a fijarnos primero en las opciones que hay.

Empresa unipersonal

Por un lado, hay que diferenciar entre las “clásicas” empresas y las empresas unipersonales (Einzelunternehmen). Las empresas unipersonales por si se pueden dividir en las profesiones liberales (Freie Berufe) e industriales (Gewerbe). Tienen en común que son personas naturales y no tienen ninguna responsabilidad limitada (o sea como empresario individual, respondrás con todos tus bienes, también los privados). No tiene nada que ver con que tengas empleados o no, solo se refiere a que tu, como persona natural, eres el único responsable.

No puedes elegir libremente si quieres trabajar como Freiberufler. Es una forma privilegiada de las empresas unipersonales que se aplica a algunas profesiones que, en la mayoría de los casos, requieren estudios universitarios, como por ejemplo médicos, abogados y diseñadores gráficos. Una lista de las profesiones puedes encontrar aquí. La gran ventaja frente al empresario unipersonal común es que como Freiberufler no pagarás el impuesto industrial.

Ambos tienen en común que están sujetos a normas contables simplificadas. El cálculo del excedente es suficiente como método de determinación de ingresos, no hay que hacer el balance.

En resumen, se puede decir que es el método más fácil y barato para trabajar como autónomo en Alemania. La desventaja es que se responde plenamente e ilimitadamente con los bienes privados.

Sociedades

A parte de las empresas unipersonales hay las sociedades personales (Personengesellschaften) y las sociedades de capital (Kapitalgesellschaften). A diferencia de las empresas unipersonales, se trata de personas jurídicas.

Sociedades Personales

La clasica sociedad personal alemana es la Gesellschaft mit beschränkter Haftung – GmbH. Se puede fundar con un solo socio y necesita 25.000 € de capital social, que se pueden llevar a cabo tanto como aportación dineraria como no dineraria. Su responsabilidad está limitada, quiere decir que la GmbH responde con sus activos corporativos de las obligaciones de la empresa. La propiedad privada de los socios no se ve afectada.

La versión "pequeña" de la GmbH es la UG (haftungsbeschränkt) que se puede fundar con un capital social de un Euro. Su responsabilidad también queda limitada al capital social. Cuando llega a tener el capital suficiente (25.000 €) se puede convertir en una GmbH. Para eso tiene que guardar una cierta parte de sus benefios.

La Gesellschaft bürgerlichen Rechts – GbR es la Sociedad del Derecho Civil y tiene por lo menos dos socios que responden de manera solidaria y personal de las obligaciones de la empresa.