Antes de casarse, hay que registrar el matrimonio. Este trámite puede realizarse en la residencia principal o secundaria de los novios. Si los futuros cónyuges viven en lugares diferentes, pueden elegir en qué oficina de registro desean inscribir el matrimonio. 

En Alemania la boda civil es obligatoria. Si te quieres casar en la iglesia, primero tienes que celebrar el matrimonio en el Standesamt (el registro civil). El trámite puede ser muy agotadora y estresante, por lo que te recomiendo que te informes con tiempo en la oficina del registro civil competente de los documentos y trámites necesarios en tu caso. En lo siguinte encontrarás un resumen de los pasos a seguir y la documentación necesaria. 

Documentos necesarios

  • Pasaportes
  • Certificados de Nacimiento Internacional o Plurilingüe (o traducido de forma jurada al alemán y apostillado, según nacionalidad)
  • Certificado de capacidad matrimonial (Los extranjeros deben presentar un "Ehefähigkeitszeugnis" de su país de origen. Si esto no es posible, el Presidente del Tribunal Regional Superior puede conceder una exención.)

Toda certificación que no sea plurilingüe o esté expedida en Alemania, deberá ser legalizada con la Apostilla así como traducida al alemán por un traductor jurado. Si necesitas una traducción jurada de tus documentos ¡contactame!

Regímenes matrimoniales en Alemania

Si te cases en Alemania puedes elegir entre tres regímenes matrimoniales o arreglarlo individualmente por un acuerdo prenupcial. Si no existe ni acuerdo prenupcial ni eligieron un régimen matrimonial al casarse el régimen de la “Zugewinngemeinschaft” entra automáticamente en vigor. Es la separación de bienes con participación en las ganancias. Significa que en caso de divorcio hay una compensación de ganancias que se realizaron después de contraer matrimonio. Aparte de este régimen existe la “Gütertrennung” – separación de bienes y la “Gütergemeinschaft” – comunidad de bienes. Para elegir otro régimen matrimonial que el legal los esposos tienen que celebrar un contrato matrimonial ante un notario. Eso puede ser tanto antes de casarse como durante del matrimonio. Como la decisión tiene consecuencias de gran alcance, es aconsejable buscar asesoramiento completo antes de tomarla.